Blog

Nuestras Noticias

tips-higiene-gato.jpg

10 enero, 2022 noticias

Los gatos son unas de las mascotas más limpias que existen, pero también requieren atención para mantener su higiene a la perfección. Además, la mejor forma de acostumbrar a tu felino es desde pequeño, y para que lo hagas sin problemas aquí te dejamos unos tips para cuidar la higiene de tu gato.

Cepilla su pelaje

El pelaje es uno de los aspectos más importantes de la higiene de tu gato y que más atención constante requiere. Si tu gato tiene el pelo largo es recomendable que lo cepilles unos minutos al día, pero si en cambio su pelaje es corto entonces un cepillado semanal será suficiente.

El cepillado regular ayuda retirar el exceso pelo que pueda tener tu mascota, y así reducir la posibilidad de que forme bolas de pelo en su estómago al lamerse. También te permitirá detectar pulgas y garrapatas que pueda llegar a tener, y cualquier otra anomalía en su piel.

La forma correcta de cepillar el pelo de tu gato es empezando en la dirección que crece su pelo y luego a contrapelo, siempre suavemente. Así podrás retirar la mayor cantidad de exceso que tenga y encontrar cualquier nudo que pueda tener en su pelaje.

Si encuentras un nudo al cepillarlo no apliques fuerza para desenredarlo ya que podrás dañar a tu mascota y dejará de querer que lo cepilles. Intenta desenredarlo lentamente y sin tirar de su pelo.

Corta sus uñas

Las uñas son sumamente importantes para un gato, pero tenerlas excesivamente largas puede provocarles heridas e incomodidad. Una buena forma de ayudar al cuidado de sus uñas es comprarle un rascador para que pueda desgastarlas y afilarlas él mismo, pero aun así deberás revisar si alguna de ellas está creciendo más que la otra y en ese caso hay que cortarla.

Tú puedes cortar perfectamente las uñas de tu gato. Sin embargo, hay que tener cuidado ya que cierta parte de la uña tiene carne en su interior y esa no debe cortarse o le causará dolor y sangrado a tu mascota.

La mejor manera de asegurarte de cortarle bien sus uñas es pidiéndole a tu veterinario que te enseñe la primera vez para luego poder hacerlo sin temor. Después, sabiendo ya hasta dónde cortar, recuéstalo en tus piernas en un lugar cómodo y utiliza una cortadora de uñas para mascotas.

Limpia debajo de sus ojos

Algunos gatos segregan muchas lágrimas y cuando estas se acumulan producen marcas debajo de su ojo. En el caso de que el lagrimeo sea excesivo u observes enrojecimiento en esa área lo mejor es que consultes con tu veterinario, pero sino tú puedes ayudarlo a higienizar esa zona para que no sea una molestia para tu mascota.

El procedimiento es muy sencillo, solo necesitas una compresa farmacéutica y empaparla con loción para ojos y frotar suavemente desde su lagrimal hasta el otro extremo de su párpado inferior. Es muy importante tener cuidado de no tocar el interior de su ojo con la compresa.

Limpia sus orejas

Las orejas de los gatos se ven limpias y huelen bien cuanto están correctamente cuidadas. Pero, si al revisar las orejas de tu mascota ves que se observa suciedad o huele mal puedes limpiarla muy fácilmente.

Para ello pídele a tu veterinario un líquido para limpiar sus orejas. Existen distintas formas de realizar la limpieza de su oreja, pero la más segura es echando una gota de la solución dentro de su oído y masajear la parte exterior para que esta humedezca bien toda el área.

Si observas que tu gato tiene el interior de su oreja enrojecida o que mueve mucho la cabeza, o se rasca constantemente detrás de la oreja, llévalo al veterinario. Es posible que tenga ácaros en su oído, algo muy normal especialmente en gatos jóvenes.

Cuida sus dientes

Al igual que los humanos los animales requieren un cuidado constante en sus dientes y la forma de hacerlo es cepillarlos con cierta regularidad. Si no se hace, es probable que tu mascota desarrolle sarro en su dentadura, inflamación en sus encías y hasta puede perder algunas piezas dentales.

Para cepillarle correctamente los dientes a tu gatito debes utilizar un cepillo de dientes especial para ellos y crema dental veterinaria. También puedes ayudar a su higiene bucal comprándole alimento seco que evite el sarro, ya que contienen sustancias que atrapan el calcio de la saliva y evita que se acumule en sus piezas dentales.

En Clínica Veterinaria Estivet queremos que tu gato tenga la higiene adecuada

Nuestros veterinarios de Clínica Veterinaria Estivet despejarán cualquier pregunta que tengas sobre la higiene de tu gato y te asesorarán sobre los productos adecuados que necesites para ello.


sistema-inmune-mascotas.jpg

8 diciembre, 2021 noticias

El sistema inmune de tu mascota necesita ayuda. Todos los días y a todas horas, este mecanismo del cuerpo se encarga de proteger la salud de tu compañero, pero para lograrlo debes ayudarle a que se mantenga fuerte y resistente. Siguiendo cada una de estas claves para reforzar su sistema inmunitario lograrás hacerlo sin problemas.

Mantenlo cerca de su madre los primeros meses de vida

Los primeros meses de vida de una mascota son cruciales para desarrollar correctamente el sistema inmune que lo acompañará toda su vida, y para ello necesitará de las defensas que obtiene de la leche materna, pues estas le protegerán hasta que tu mascota desarrolle completamente su propio sistema inmunitario.

Sin embargo, si tu mascota no puede alimentarse de leche materna durante los primeros meses, existen suplementos excelentes que lo cuidarán y le brindarán las defensas que necesitan. Para saber cuál es la más indicada, lo mejor es que lo consultes con su veterinario y él te aconsejará la más adecuada.

Respeta su calendario de vacunación

Las vacunas debe ser la primera prueba del organismo ante agentes que intentan atacarlo, ya que se encuentran especialmente preparadas para fomentar que el sistema inmune de tu mascota lo venza fácilmente (sin riesgo) y a la vez se adapte para generar anticuerpos que luego lo protejan de la verdadera enfermedad.

Sin embargo, esto requiere cuidar y mantener las dosis de vacunas de tu mascota, ya que si no estas defensas disminuirán y no serán lo suficientemente fuertes para lograr detener la enfermedad real.

Bríndale una alimentación equilibrada

Una correcta alimentación será la base de toda su nutrición, y por lo tanto de mantener fuerte su sistema inmune, proporcionándole las vitaminas y minerales que requieren las células de esta barrera que protege a tu mascota. Para ello, consulta con el veterinario qué alimentos son los más adecuados para tu perro o gato, y en qué cantidades.

Suminístrale probióticos y prebióticos si los necesita

Aunque pueda parecer contradictorio, los probióticos son bacterias favorables para el sistema inmunitario de tu mascota. Estas se alojan en la zona intestinal formando lo que se conoce como flora intestinal, y permiten la correcta absorción de los nutrientes a la vez que evitan que otros organismos (patógenos) dañen su salud.

Al brindarle suplementos probióticos a tu mascota estarás ayudando a mantener la población de ellos en su organismo. Sin embargo, una vez allí estos necesitarán nutrirse correctamente, y esta es la función de los prebióticos: nutrir a la flora intestinal de tu mascota. Aun así, antes de proporcionarle cualquiera de los dos a tu compañero consulta con su veterinario para corroborar que este pueda ingerirlo y cuál es el más recomendable para él.

Controla su peso

Un desequilibrio en el peso de tu mascota puede afectar a su sistema inmune progresivamente e ir empeorando si esta situación se prolonga durante mucho tiempo. Sin embargo, esto es sencillo de controlar brindándole la cantidad de comida adecuada que su veterinario determinará en base a la edad, raza, y estado de salud de tu mascota.

Ejercítala con paseos y juegos

Otra forma de controlar su peso a la vez que fomenta la actividad celular y, por lo tanto, refuerza su sistema inmune es con el ejercicio. En el caso de los perros, este puede ser complementando paseos diarios y juegos, pero si en tu casa tienes un gato puedes fomentar su ejercicio jugando con él dentro de tu hogar.

Mantenla limpia e higienizada

Nuestras mascotas se encuentran en un contacto más estrecho que nosotros con bacterias y agentes patógenos y, aunque su sistema inmune está desarrollado para protegerlo ante esto, es necesario higienizarlo con regularidad para no agotar a sus defensas y minimizar los riesgos de enfermedades.

Sin embargo, también es importante no bañarlo constantemente, ya que esto también puede debilitar las defensas de su cuerpo y volverlo vulnerable. Por otro lado, aunque los gatos son muy limpios por sí mismos estos también necesitan nuestra atención para mantenerlos higienizados y puedes ayudarlos con estos tips que te nombramos en nuestro blog.

Mantén limpio su espacio y sus objetos

Al igual que su higiene personal, es importante mantener limpios su entorno y sus objetos. Como nuestras mascotas están en mayor contacto con agentes patógenos, el lugar que frecuentan y sus objetos también poseen un volumen elevado de estos, y es necesario higienizarlos para que estos no vuelvan a pasarse a sus cuerpos.

Cuídalo del estrés

Al igual que los humanos, nuestras mascotas también sienten estrés y les genera una serie de consecuencias físicas. Una de las principales es que su sistema inmunológico se debilita. Por lo tanto, si deseas reforzar su sistema inmune deberás evitar que viva situaciones de estrés y, en caso de que sean imposibles de evitar, necesitará atención y compañía para no decaer.

Realiza chequeos de control con nuestros veterinarios de Clínica Veterinaria ESTIVET

Un chequeo veterinario es indispensable para conocer el estado de salud de tu mascota y, por eso os aconsejamos a ambos a realizarlo en nuestra Clínica Veterinaria ESTIVET. Juntos podemos controlar una deficiencia de su sistema inmune, reconocer su origen y tratarlo antes de que permita el paso a enfermedades más graves. ¡Os esperamos!


DISPLASIA-CADERA-PERRO-1200x800.jpg

30 noviembre, 2021 noticias

La displasia de cadera es una enfermedad común que puede llegar a afectar a diversidad de perros, generando, entre otras cosas, la conocida cojera en las patas traseras.

Y, aunque no todos los canes llegan a desarrollarla, es importante que conozcas qué es, si puede afectar a tu mascota y cómo prevenirla. Lo que podrás leer a continuación.

¿Qué se conoce como displasia de cadera?

También conocida como displasia coxofemoral, se trata de una enfermedad de tipo osteoarticular la cual genera dificultad en la formación de la articulación del mismo nombre.

Esta malformación en la articulación coxofemoral (articulación de la cadera) genera que la cabeza del fémur no encaje de forma completa en la cavidad correspondiente. Lo que, a su vez, provoca dolor y posible cojera en la mascota, debido a que se crea un desgaste en dicha articulación.

Conoce los síntomas de la displasia coxofemoral

La displasia coxofemoral es una enfermedad hereditaria, cuyo desarrollo comienza entre los 5 o 6 meses de edad. Pero, sus síntomas no suelen aparecer sino hasta que el perro es adulto y no solo pueden alertarte de que tu mascota presenta esta malformación, también puede afectar su estilo de vida.

Por ello, es muy importante estar atento, sobre todo si tu compañero canino presenta alguno de los factores de riesgo para su aparición (los cuales podrás conocer en el apartado siguiente). Primero, debes conocer las señales:

  • Dolor al palpar la zona.
  • Rigidez en articulaciones.
  • Inactividad, tu perro puede demostrar rechazo a correr, jugar, subir escaleras.
  • Dificultad para mover las patas posteriores y levantarse.
  • Balanceo, así como una marcha estilo «salto de conejo» con pequeños saltos.
  • Cambios de humor.

Ante alguno de estos síntomas u otro indicio de que tu mascota esté sufriendo a causa de la displasia de cadera, es imprescindible acudir al veterinario cuanto antes.

¿Cuáles son los factores que influyen en la aparición de la displasia?

La displasia de cadera, aunque es un padecimiento hereditario, también tiene otros factores que influyen en su aparición. Estos pueden definirse en tres grupos:

Predisposición genética

Este es uno de los principales factores de riesgo, y es que, es bien conocido que hay algunas razas propensas a desarrollarla. La displasia de cadera presenta una base genética, controlada por más de un gen.

Entre dichas razas se encuentran aquellas grandes y gigantes, como el pastor alemán, rottweiler, labrador y el mastín napolitano.

Experimentar un crecimiento rápido y obesidad generada por la nutrición

Una alimentación o nutrición inadecuada basada, sobre todo, en altas calorías en el tiempo de crianza propicia la ganancia rápida de peso. Y esto, a su vez, aumenta el estrés que experimenta la cadera.

De igual manera, la obesidad es un factor de riesgo que debes tener presente, puesto que esta condición somete a las articulaciones de tu mascota a un gran esfuerzo.

Realizar ejercicios inadecuados

Los cachorros en crecimiento necesitan de cierta actividad física y juegos que le permitan liberar energía, socializar y desarrollar capacidades como la coordinación.

Así, tanto el exceso de ejercicio, como la falta de este principalmente durante el crecimiento óseo, puede resultar en el desarrollo de displasia en la cadera.

¿Es posible prevenir esta enfermedad osteoarticular?

La prevención es un punto fundamental cuando de esta enfermedad se trata, siendo los factores de riesgo que ya has leído los que guían este proceso.

Así, se considera que una de las formas de prevención más importantes es la de no fomentar ni permitir la cría de perros que presenten predisposición a esta enfermedad o que evidencien signos de esta. Esto debido al factor hereditario de la misma.

Brindar una correcta alimentación, tanto en calidad como en cantidad también es significativo para la prevención de la obesidad y el crecimiento desmedido que pueden propiciar la displasia. De hecho, existen piensos especiales para razas grandes y gigantes, así como para perros obesos.

Sumado a esto, debes evitar que tu mascota ejercite bruscamente o de forma prolongada si es joven. El ejercicio debe ser moderado para que favorezca el desarrollo de la musculatura, brindando estabilidad articular, pero, sin que la articulación se vea sobrecargada.

Para complementar todas las medidas anteriores, están las visitas regulares al veterinario. Las revisiones generales no solo permiten llevar un control del crecimiento y la salud de tu mascota en general, en estas también se debe comprobar el estado de las articulaciones.

Es el especialista quien, además, recomendará el mejor tratamiento según cada paciente que padezca de displasia. Pudiendo ser necesaria una cirugía en la zona o medicamentos específicos.

Clínica Veterinaria Estivet, veterinarios en Sevilla

Si lo que buscas es atención veterinaria de calidad, en nuestro centro veterinario encontrarás a profesionales con años de experiencia


ensenar-perro-no-morder.jpg

25 octubre, 2021 noticias

Cuando un perro es cachorro esta será la edad más sencilla para enseñarles cuál es la forma correcta de comportarse. Si bien es posible entrenar a tu perro para que no muerda en su adultez, asegurarse de que aprenda a controlar sus mandíbulas desde pequeño ahorrará muchos problemas, tanto a ti como dueño, como al cachorro mismo.

¿Cuál es la forma más fácil de enseñarle esto entonces? Hay muchas técnicas que puedes probar. Pero son sencillas, no son milagrosas. Es decir, debes ser constante hasta que consigas el comportamiento deseado.

Recuerda que estarás tratando con niños, solo que no humanos. Por lo que debes tener paciencia a la hora de enseñarles lo que está bien y lo que está mal.

Claves para enseñar a tu cachorro a no morder

Antes de pasar a los métodos para evitar este comportamiento tan problemático, debes asegurarte de que el cachorro comprenda la jerarquía. La mayoría ven a los perros como grandes amigos y los tratan como tal, sin embargo, eso no quita el hecho de que sean animales. Si no aprende desde pequeño quien está a cargo, una vez crezca será mucho más difícil.

Tampoco hace falta recurrir a métodos extremos, solo al cariño y la atención. Tarde o temprano se dará cuenta de que eres quien le alimenta, quien lo cuida, y si llegara hacer algo que te desagrada, un sonido fuerte servirá como recordatorio de que tal acción no te ha agradado.

Algo tan simple como un aplauso es suficientemente fuerte a sus oídos como para llamar su atención, y hacerle saber que su comportamiento está mal.

Esto hará que consigas su respeto, ¿Y de qué sirve esto? Si consigues su respeto desde temprana edad será más fácil educarlo, puesto que te reconocerá como una figura de autoridad. Se acostumbrará a tu voz y presencia en general, haciéndolo más susceptible a aprender contigo.

¿Cómo evitar que nuestro cachorro muerda?

Realmente, la forma más fácil de evitar todo este trabajo y el consecuente entrenamiento, es dejar que su madre se ocupe. Algunos se exaltan al ver que las madres les gruñen a sus cachorros de vez en cuando, lo que no saben es que ese es el equivalente a un regaño para los humanos.

Es una situación común que se da a la hora de amamantar a los cachorros. Estos al morder a su madre, pueden ser un poco bruscos, allí es donde entran los gruñidos de ella utilizados a modo de regañina y signo de dolor.

Sucede algo similar si el cachorro tiene algún hermano o compañero de juegos, porque al mordisquearles, si este llegara a usar demasiada fuerza, el otro cachorro chillaría o se alejaría.

Esto representa un método efectivo que les enseña a controlar la fuerza que ejercen con sus mandíbulas

Que la situación se repita una y otra vez le enseñará que si quiere jugar debe aprender a controlar su mordida. Ahora, dada la situación de que el cachorro haya sido separado de su madre antes de las 8 semanas y no haya sido educado adecuadamente, es tu responsabilidad hacerlo.

Métodos para educar a tu cachorro y su mordida

Hay muchos métodos que puedes utilizar, estos son algunos de ellos:

  1. Toma un trozo de comida y guárdalo en tu mano. Acércalo a tu cachorro y si no te muerde abre la mano, de lo contrario haz un ruido que simule un “ay” de dolor, para hacerle saber que te hizo daño. Repetir varias veces.
  1. Frota un trozo de comida en tu mano para impregnarla del olor y acércala al cachorro. Su curiosidad le hará investigar el olor, si solamente olfatea o te lame, recompénsalo con un snack o una caricia. De lo contrario usar un “ay” de dolor fingido.
  1. Permanece a su lado, así de simple. Haz que se acostumbre a tu presencia y prémialo de vez en cuando si se mantiene tranquilo. Así sabrá que esa es la conducta que más le beneficia y que más te agrada a ti.
  1. Alza un poco la voz. Si te muerde, un pequeño cambio en tu tono de voz le alertará de que hizo algo malo, basta con un tono levemente más fuerte. No hace falta gritar.
  1. Juega con él en sesiones de menos de 10 minutos, así evitarás que se emocione mucho. Si te llega a morder muy fuerte déjalo solo como castigo, siempre manteniendo un juguete masticable para que se desahogue o de lo contrario podría exaltarse por tu ausencia.

Esperamos que esta serie de consejos os sean de utilidad para brindarle un mejor cuidado a vuestro cachorro y educarlo correctamente. ´

Clínica Veterinaria Estivet en Sevilla

En nuestro centro veterinario en Málaga te brindaremos el mejor asesoramiento fruto de nuestros años de experiencia para cuidar a tu mascota y que crezca sana y feliz.


sobrepeso-en-gatos.jpg

10 septiembre, 2021 noticias

Un peligroso problema de salud felino, que necesitas evitar en tu mascota, es el sobrepeso, reconocido como una de las patologías más frecuentes en la medicina veterinaria, que puede predisponerlo a muchas más enfermedades.

Qué es el sobrepeso en gatos

El sobrepeso se refiere, como su nombre indica, a un exceso de peso por encima del adecuado. Sin embargo, no todos los gatos deben pesar lo mismo, porque hay muchos factores que lo determinan: la raza, edad, estado reproductivo, nivel de actividad, presencia de enfermedades…

Como medida básica, se dice que un gato tiene sobrepeso cuando su peso supera en 10% al peso ideal que debería tener. En cambio, cuando se supera en un 20% el peso ideal, los gatos son considerados como obesos.

Otra forma de determinar si un gato tiene sobrepeso es con un examen visual. En un peso ideal, las costillas no serán visibles, pero sí palpables, además su cintura y abdomen estarán marcados.

Por el contrario, en un gato obeso las costillas no son palpables o visibles por la gran capa de grasa, y tampoco se puede apreciar la cintura del animal.

Factores de riesgo

Ya sabes que los kilos extras son peligrosos porque incrementarán la posibilidad de que padezca enfermedades y de que estas sean más graves. No obstante, ¿qué factores de riesgo de obesidad existen? Estos pueden ser clasificados en varias categorías:

Factores predisponentes propios del gato

La raza y la edad pueden influir en el peso de un gato. Por ejemplo, los gatos mestizos son más propensos a sufrir obesidad en comparación con los de raza.

Asimismo, cuando un gato tiene menos de 2 años de edad, tendrá menos probabilidades de sufrir de obesidad. Qué tan sedentario sea el estilo de vida del gato, o si ha sido esterilizado también marcará la diferencia.

Factores predisponentes del propietario

La forma en la que cuidas a tu gato también es un aspecto que hemos de vigilar. Por ejemplo, si juegas poco con tu gato, de manera que no realiza el necesario ejercicio diario o si le proporcionas un exceso de calorías, una dieta incorrecta o desequilibrada para su momento fisiológico.

Otros factores predisponentes:

En el mismo sentido influye en el peso de los gatos tanto los medicamentos que podría estar consumiendo, como si presenta alteraciones endocrinas.

Entre los medicamentos que provocan el aumento de peso están los anticonvulsivos, los anticonceptivos y los corticoides. En cuanto a enfermedades, podemos mencionar la diabetes mellitus.

Enfermedades causadas por el sobrepeso

La obesidad en sí es considerada como una enfermedad, pero es tan dañina que provocará otras más. Ellas afectarán el ánimo y calidad de vida de tu animal. Estas son algunas de las más frecuentes:

  • Diabetes mellitus: Los gatos que sufren de obesidad son más propensos a tener este tipo II de diabetes. La misma es producida por la resistencia a la insulina, su cuerpo no produce la suficiente.
  • Lipidosis hepática felina: También conocida como síndrome del hígado graso, esta enfermedad hace que el sistema digestivo del gato sea incapaz de convertir las grasas en energía. Así que las células adiposas serán almacenadas. Como el hígado no funcionará correctamente, provocará insuficiencia hepática.
  • Artritis y artrosis: El exceso de peso que deben soportar las articulaciones y los ligamentos de los gatos, provocarán estas dos enfermedades. Como consecuencia del dolor causado no se moverán mucho, y comenzarán a cojear.
  • Otras: Más padecimientos de un gato con sobrepeso son úlceras, cistitis, estreñimiento, o hipertensión.

Prevención y soluciones

Tienes que supervisar mensualmente que tu gato tenga su peso ideal, pero también si notas que está subiendo unos cuantos kilos, será tiempo de enfocarte en el ejercicio y corregir su alimentación.

Ejercicio

Cuando quieres ejercitar a un perro, simplemente lo sacas a pasear. Pero al tratarse de gatos será mucho mejor aprovecharse de su adicción a jugar para alejarlo del sedentarismo. Tienes que organizar, aunque sea una hora de juegos al día.

Lo mejor es jugar con el gato usando plumeros, pelotas, cañas de pescar, entre otros. También puedes comprarles rascadores, de diferentes alturas para que salten y escalen como quieran. Evita jugar a que te atrape las manos.

Alimentación

El mejor consejo de alimentación para tu gato es que sigas las indicaciones de dieta que te dará un veterinario. No sobrepases las raciones sugeridas, y también ten cuidado cuando les des comida fuera de los horarios como recompensa o porque crees que tiene hambre.

En la alimentación de tu mascota juegas un papel muy importante, debido a que en muchas ocasiones serán tus hábitos los que harán bien o mal a tu pequeño amigo.

Clínica Veterinaria Estivet, tus veterinarios de confianza en Sevilla

Si tienes cualquier tipo de duda sobre el cuidado de tu mascota, nuestro equipo de veterinarios te brindará el mejor asesoramiento para ayudarte a reducir o controlar su peso


parasitos-externos-mascota.jpg

10 septiembre, 2021 noticias

Los parásitos externos representan un serio peligro para la salud de nuestros animales e incluso para la de todo nuestro hogar, ya que cualquier miembro de nuestra familia puede ser víctima de estos molestos y nocivos inquilinos no deseados.

Aparte de los efectos tan dañinos que tienen para la salud de nuestra mascota, su peligro radica en que ciertos parásitos externos son transmisores de zoonosis, es decir, enfermedades transmisibles de animales a seres humanos, tales como la leishmaniosis, transmitida por el flebótomo (insecto volador parecido a un mosquito), y la erliquiosis o la enfermedad de Lyme, que tienen su origen en la picadura de la garrapata.

Este tipo de enfermedades transmitida por parásitos externos se conocen como enfermedades vectoriales, porque los parásitos actúan como vector (reservorio o transporte de la patología) y son uno de los principales enemigos tanto de la salud de nuestra mascota como de todo nuestro hogar.

Qué son los parásitos externos

Los parásitos externos son organismos que desarrollan su actividad vital adheridos a la superficie de otro ser vivo, llamado huésped u hospedador, generalmente, alimentándose a costa de él.

También se consideran parásitos externos los que se alojan en cavidades directamente comunicadas con el exterior, como pueden ser los ácaros, Otodectes Cynotis, uno de los más comunes, que se alojan en el canal auditivo de perros y gatos.

Síntomas de parásitos externos en mascotas

Existen multitud de síntomas que pueden revelar la presencia de parásitos externos en nuestra mascota, estando estos relacionados principalmente con la aparición de problemas en la piel de nuestro animal. Como son:

  • Enrojecimiento
  • Inflamación
  • Picor y rascado habitual
  • Aparición de costras y heridas
  • Pérdida de pelo

Si observamos cualquiera de estos síntomas, es muy importante que acudamos al veterinario para que este realice un examen que permita confirmar la presencia de estos parásitos y, en caso afirmativo, llevar a cabo el tratamiento de desparasitación más adecuado.

Contra los parásitos externos, tanto la prevención como las visitas al veterinario para realizar desparasitaciones periódicas son fundamentales, ya que resultan de suma importancia para detectar algunas de las graves enfermedades que estos transmiten en sus fases iniciales.

Prevención de los parásitos externos

En materia de prevención, las principales medidas que podemos tomar para proteger a nuestro peludo se basan en evitar que sea picado o infestado por estos organismos.

Para ello, existen distintas alternativas en forma de repelentes de parásitos externos.

Antiparasitarios externos más comunes

  • Collares
  • Pipetas
  • Espráis

Con esto, lograremos reducir el riesgo de que nuestra mascota contraiga estos parásitos (aunque ninguna alternativa es efectiva al 100%), mientras dure el efecto del producto, que varía en función del mismo en sí.

Cabe mencionar que las pipetas no son solo útiles a la hora de prevenir, sino que también ayudan a eliminar los parásitos externos cuando ya se encuentran adheridos a nuestra mascota.

A la hora de elegir el producto que mejor se adapte a las necesidades de tu mascota, consulta a tu veterinario, quien te aconsejará sobre cuál es la alternativa más idónea para tu compañero peludo.

Tratamiento de los parásitos externos

Al igual que en el caso los repelentes antiparasitarios, si tu mascota ya ha contraído parásitos externos, es importante que visites al veterinario para que sea este quien te asesore y recomiende cuál es el mejor fármaco o producto para combatirlos.

También existen diferentes fármacos en el mercado que ayudan a eliminar y combatir las infestaciones con un muy alto grado de efectividad, pero recalcamos que no es recomendable utilizarlos sin prescripción veterinaria.

Clínica Veterinaria Estivet, tus veterinarios de confianza en Sevilla

En nuestro centro veterinario en Sevilla te brindaremos el mejor asesoramiento veterinario para que consigas mantener a tu compañero peludo más protegido y libre de parásitos externos, indicándote cuál es el producto preventivo que mejor se adapta a sus necesidades y características.

Y, en caso de que tu mascota ya tenga ectoparásitos, te proporcionaremos el mejor tratamiento para eliminaros de la manera más rápida y duradera posible.

Contra los parásitos externos la prevención es tu mejor aliado.


Imagen-Estivet-1º-semana-febrero.jpg

17 agosto, 2018 Sin categoría0

Tu perro necesita tantos cuidados como tú mismo, y si ves que sufre de algún problema de salud, acude al veterinario de urgencia

Los animales son seres vivos tan delicados como las mismas personas y también sufren problemas de salud en algún momento. Por ello, es importante llevarlos con urgencia a un veterinario para minimizar los riesgos de salud para el animal.

Y especialmente los perros, que son el animal doméstico por excelencia y el mejor amigo del hombre. Pero también son animales que olisquean todo lo que encuentran a su paso, algo que a menudo les ocasiona problemas de salud. Por ello, en este post pondremos de manifiesto algunas de estas situaciones donde el cánido debería ser llevado a un veterinario de urgencia.

Problemas respiratorios

Si notas que a tu perro le cuesta respirar continuamente sin que haya realizado un esfuerzo exigente previo, como salir a la calle o correr por el parque, es recomendable que sea tratado por un especialista ya que puede sufrir algún tipo enfermedad relacionada con los pulmones o el propio corazón. Igualmente, si notas que el perro ha comido algo que no debía y lo tiene atascado en la garganta, no hagas el intento de sacarlo, ya que el objeto puede quedar aún más incrustado y el daño puede ser peor.

Vómitos y diarrea

Esta es una de las enfermedades más comunes en los perros, sobre todo si comen algo de la calle. No obstante, aunque esta enfermedad pueda parecer grave, normalmente son trastornos estomacales que quedan resueltos 24 horas después de su inicio. Pero si el perro presenta síntomas como jadeo excesivo, pocas ganas de comer y señales de dolor, además de vomitar o sangrar cuando hace sus necesidades, deberás llevarlo a la clínica para que le diagnostiquen el mejor tratamiento posible, remitiendo la enfermedad en no más de 48 horas.

Si notas que tu perro le cuesta respirar o deja mucha comida en el plato, acude al veterinario

Dolor de abdomen

Las arcadas o la dificultad respiratoria pueden ser síntomas de una incomodidad abdominal, pudiendo derivar en un problema grave. Aquí englobamos la distensión abdominal, donde el estómago se retuerce debido al aire atrapado en los mismos jugos gástricos. Es algo que suele darse en los perros de raza de grande. Por ello, si notas algunos de estos síntomas en tu ‘amigo’, acude de inmediato al veterinario para solventar este contratiempo. Y así evitarás peores consecuencias.

Problemas de orina

Si a tu perro le cuesta orinar, acude al veterinario cuanto antes. Aunque este problema sea más común en gatos que en perros, las obstrucciones de la orina pueden ser fatales. El especialista detectará si estos síntomas se deben a alguna infección de orina o cálculos renales. Esto es importante controlarlo, ya que pueden generar obstrucciones en el organismo si no son tratados a tiempo.

Posible envenenamiento

Si tenemos niños pequeños en casa pondremos los objetos peligrosos fuera de su alcance, al igual que con los cánidos.  Y es que los perros son muy curiosos y llegan hasta donde les dejemos. Por ello, si encontramos algún producto tóxico con señales de mordisco, debemos llevar al perro pronto para que sea tratado. Y también si sospechamos que ha ingerido algo tóxico, pues en caso contrario las consecuencias podrían ser letales.


friendship-2112623_1280-1200x800-1200x800.jpg

8 agosto, 2018 Sin categoría0

¿Por qué los gatos son buenas mascotas para los niños?

Si estás pensando en buscar una mascota para los pequeños de la casa, una mascota que le guste jugar, que sea fiel, con quien los niños se diviertan y además genere un bajo gasto; adoptar un gato es una muy buena opción.

Vínculo de unión

El gato es cariñoso 100% a pesar de la fama que se ha creado a su alrededor. Si le das amor y lo tratas bien, él responderá de la misma manera. Son capaces de entender el vínculo especial que se crea entre él y los humanos, llegando a formar una familia. Además de ofrecer amor a sus dueños, enseñará a los más pequeños a dar cariño para recibirlo.

Su virtud, la paciencia

Los gatos son unas mascotas muy fáciles de educar. Además son muy tranquilos y pacientes. Ya sabemos que a los niños les encantan hacer gestos y movimientos que podrían resultar incómodos para los gatos, pero puedes estar tranquilo, estos animales saben con quién están tratando. La paciencia es una de las virtudes más destacada de los gatos.

Les encanta jugar

Los gatos son muy juguetones y parece que nunca se cansan de jugar. A los gatos les encanta correr y saltar. Busca una cuerda y cuelga un juguete en un extremo… tanto los niños como el gato se divertirán cantidad.

Ideales para el estrés

Se ha comprobado científicamente que los ronroneos de los gatos calman los nervios. Por ello, si tu hijo por naturaleza es nervioso, el gato puede ayudarle a estar tranquilo. Tu mascota podrá ser una prevención para el estrés de los niños.

Lecciones para los niños

En este sentido, puedes enseñarles responsabilidades a los pequeños con acciones cotidianas como ponerle de comer al gato, echarle agua en el cuenco. Incluso si los niños son un poco más grandes, podrán ayudar cambiando la arena para que el gato tenga el arenero limpio.

Pero además, los gatos enseñarán que en algunos momentos es importante estar a solas y se debe respetar el espacio de cada uno. Se les enseña a los niños a respetar al gato, no molestándolo cuando está dormido o escondido. No cogiéndolo en brazos si al gato no le gusta. También mientras jueguen con él, con pelotitas o juguetes, y acariciándolo con tranquilidad cuando el gato se acerque o lo pida. Así aprenderá a respetar su espacio.


dog-3194862_960_720.jpg

14 marzo, 2018 Sin categoría0

Un perro forma parte de la familia, pero debe comportarse como tal. No obstante, al igual que con los niños pequeños, estos animales de compañía también deben ser enseñados desde pequeños. Así lograremos una convivencia óptima entre todos los miembros del hogar.

De esta forma, en este post  daremos algunos consejos sobre cómo educar a tu perro. Nuestro objetivo: que que orine fuera de casa y a las horas a las que sea sacado a la calle.

¿Por qué orina el perro dentro de casa?

Aquí tendremos que analizar su comportamiento. Los cachorros, normalmente, hacen sus necesidades en el hogar porque no saben dónde hacerlo. Pero si lo hace un perro adulto puede deberse a que esté nervioso, o que simplemente no pueda aguantar más. La razón es la misma para todas las edades: marcar territorio.

Pero ante esta situación debemos tener claro que adiestrar positivamente es mejor que aplicar los castigos. Igualmente, decirle NO de manera rotunda es mejor que gritarle. En cambio, lo mejor sería ignorarlo, sabiendo el cachorro que estás enfadado porque ha orinado dentro de casa. Finalmente, dale un premio cuando comience a salir a la calle y haga sus necesidades en el sitio correcto.

Y si acudes con él a alguna tienda o casa ajena, deberás vigilarlo los primeros minutos y regañarlo si levanta la pata. Pero lo más correcto es que haya hecho antes sus necesidades, evitando así la vigilancia extrema.

Corregir la conducta

Lo primero que debemos hacer es seleccionar la zona por la que vayamos a pasear al animal, normalmente en los alrededores de la vivienda. Cuando el perro tenga un par de meses y pueda salir de casa, lo sacaremos a primera hora de la mañana, cogiéndolo en brazos hasta salir a la calle.

En las primeras semanas daremos vueltas cercanas a la casa para que el perro se cree un esquema de dónde está su hogar. Más tarde, con el paso de los días, ampliaremos los paseos y repeteriremos la acción entre dos y tres veces al día. Nuestra meta: que el perro sepa dónde y cuándo hacer sus necesidades. Normalmente se saca al animal por la mañana, al mediodía y por la noche.

De esta forma conseguiremos que el animal se adapte a nuestro ritmo de vida, siendo este aspecto algo fundamental, sobre todo si tenemos niños en casa.


Perra-regla.jpg

26 febrero, 2018 Sin categoría0

Las perras, al igual que las mujeres, sufren el conocido ciclo menstrual, al que también se le conoce como celo. Se trata de un proceso que comienza entre los 9 y 12 meses de edad del animal, pasando las adultas dos veces al año por este proceso.

Este celo consta de cuatro etapas, las cuales detallaremos a continuación.

  • Proestro: es el primer ciclo del celo, el cual dura unos nueve días. En esta fase, la vulva del cánido se hincha y comienza a segregar unas sustancias de color marrón rojizo.
  • Estro: en la segunda fase del celo, que dura en torno a nueve días, la hembra sufre una suave inflamación de la vulva, presentando un flujo vaginal rosado o pajizo.
  • Diestro: después de 3 días de ovulación entre la segunda etapa y la tercera, ésta suele durar unos 60 días. Aquí la perra actúa como si tuviera un embarazo, pudiendo entrar en la fase del falso embarazo.
  • Anestro: es la última etapa de reposo del animal.

El comportamiento

¿Cómo podemos saber que nuestra perra ha entrado en este ciclo? Cambios en los estados de ánimo, pezones hinchados, repentino interés de los machos (que pueden oler el cambio en las hormonas de las hembras), inflamación de la vulva, cola parada y presencia de sangre (que suele ser el indicador más seguro).

¿Cómo cuidar a nuestra perra durante este periodo?

  • Mayor control: en estos periodos es recomendable tener una mayor vigilancia sobre la mascota, sobre todo para evitar una reproducción no deseada, por la posibilidad antes mencionada de que los perros puedan oler el celo.
  • Paciencia. Protege a tu mascota y sé cariñoso con ella
  • Control ante ETS. Las perras pueden contraer brucelosis, una enfermedad que se transmite por vía sexual. Para evitar el contagio, los perros deben ser castrados.
  • Si no quieres una camada, busca el mejor método para esterilizarla. Así, no tendrás que lidiar con su periodo del celo y evitarás la reproducción de la misma.

 



Contact us


Call us

0-800-777-2331


Visit us anytime

27th Avenue, W2 3XE, New York


Send us an email

office@medicare.com



Subscribe


Sign up for Medicare newsletter to receive all the news offers and discounts from Medicare eye clinic.




    Social networks


    Facebook

    www.facebook.com/medicare


    Twitter

    #WeCare


    Instagram

    www.instagram.com/medicare




    Copyright 2018. Todos los derechos reservados. Desarrollado por Dinapixel S.L



    Copyright by BoldThemes 2018. All rights reserved.